Related Posts with Thumbnails

jueves, 15 de marzo de 2012

Quedamos en la cocina {Let's meet in the kitchen}

Seguro que lo estábais deseando... y todo llega, todo, llega.

Por fin una nueva cita de "Quedamos en...", la quinta ya, y esta vez en una de mis zonas favoritas de la casa, la cocina. Aún a riesgo de parecer muy "mari" os diré que me encantan las cocinas amplias donde entra mucha gente porque cuando nos reunimos, da igual lo que pase, siempre acabamos todos apiñados en la cocina.
Los que cocinamos por supuesto, pero también los que se quedan a charlar, los que vienen a por una cervecita, los que preparan el aperitivo...
La que os propongo para hoy, no es posiblemente mi cocina favorita pero es muy especial, además es la primera vez en el blog que propongo un "Antes y después". Se trata de una cocina blanca con los muebles, la mesa y los taburetes pintados también en blanco, con un solo mueble alto y repisas (no me va mucho poner todos los muebles altos aunque reconozco que son muy prácticos) y con elementos vintage muy delicados como la cocina de gas retro o el peso.
Esta cocina procede originalmente del libro de Atlanta Bartlett, Pale and Interesting cuyos interiores son blancos y delicados como todo lo que firma esta grande de la decoración.

Sin embargo, la segunda foto es la misma cocina pero transformada completamente por el arte y la magia de algunos textiles de colores alegres y bohemios y algunas sillas pintadas. Imagen de My home ideas.

 El ejemplo perfecto de la magia del color y de lo mucho que se puede hacer para transformar una estancia sin meterse en obras. De la noche a la mañana tienes cocina nueva.
Quizá si fuera para mí me quedaría en algo intermedio, ya hice mi cocina "como una blanca paloma" como me decía mi albañil, y con el tiempo necesité meterle complementos y telas en color, así que ya me conozco con el blanco puro.
Supongo que el cambio os habrá parecido espectacular pero, ¿con cuál os quedáis?, ¿cuál se ajusta más a vuestro estilo para vuestra casita soñada?.
Si os perdisteis las primeras quedadas, aquí os dejo los enlaces del recibidor, el salón, en Navidad y San Valentín. Y os invito a que visitéis al resto del grupo para ver un montón de interesantes propuestas además del blog invitado de este mes que es A Desperate Lifestyle cuya autora Rocío Olmo, nos ha creado amablemente el logo que encontraréis al final del post y que a partir de ahora será la "marca de la casa".
Que disfrutéis del tour por el grupo de...


Los que hacemos posible este proyecto:

23 COMENTARIOS:

Fran 15 de marzo de 2012, 10:23  

¡Me ha encantado el post! Se ve perfectamente la fuerza del color y cómo es capaz de cambiar radicalmente el aspecto de una estancia. Como tú, yo también me quedaría en el medio: ni tan blanco, ni tan colorido, aunque hay que reconocer que el efecto es espectacular.
¡Enhorabuena por la elección!
un abrazo

DELEITE 15 de marzo de 2012, 10:46  

Un cambio espectacular, parece otra.
Yo también me quedaría con el término medio, una me parece muy fría y la otra muy colorinchi jeje.
besos

Amina 15 de marzo de 2012, 10:49  

ohhhh, me encanta...como con unos simples textiles con algo de color podemos darle un cambio a las estancias.
La verda que blanquita también me ha gustado mucho
besos
Amina

Chic & Decó 15 de marzo de 2012, 11:09  

Yo sin dudarlo me quedaría con la primera, el exceso de color no va conmigo.Es una interesante propuesta.Bss.

Just White 15 de marzo de 2012, 14:03  

Yo con la primera!
Me encanta el cambio pero no oara mi.
Sabes que mi cocina no es blanca? Hay que adaptarse al entorno....
Y no tengo muebles altos! Me resultan incomodos!
Besos

♥Carola♥ 15 de marzo de 2012, 14:03  

Fijate que yo soy de las que el colorido le gusta a rabiar pero en esta ocasión...no se, casi me gusta más la primera imagen, con los detalles que tiene le sobra.
Besitos

Silvia Vallejo 15 de marzo de 2012, 14:18  

Aibaaaaa qué propuesta tan divertida me ha encantado. Estaría bien poder cambiar el color según el día jeje...
No sé con cual quedarme de las dos, la blanca me encanta pero no me podría resistir a meterle algún colorcillo.
Ya tengo ganas de ver cómo va quedando tu casa, espero que nos la enseñes un poquillo...

Bss!!!

http://mrsboho.blogspot.com/
http://www.kulunkadecoblog.com/

mes caprices belges 15 de marzo de 2012, 14:59  

Me quedaría con la primera, pero la opción , de cambiar la cocina con sólo los textiles, me parece fácil y económica . Qué tal cambiándolos según la temporada? Así los dos modelos valen.
Besos Silvia

Virginia López (VIRLOVA) 15 de marzo de 2012, 15:38  

No soy demasiado amante de los textiles en tantas versiones, colores y acabados de texturas pero reconozco que la trasnformación es espectacular!!! ha quedado como un verdadero hogar como los de antes pero con más energía! Feliz quedada

Virlova Style
http://virlova75.blogspot.com

Blue Vintage 15 de marzo de 2012, 15:39  

Vaya cambio! parecen dos cocinas totalmente diferentes. Yo en la cocina soy muy de blanco, será por la sensación de limpieza, aunque un toquecito de color siempre va bien.
Un beso!

Olaimar Decor 15 de marzo de 2012, 15:56  

muy original y divertido,arriba la imaginación
Bss
yolanda

Inés (Boho Deco Chic) 15 de marzo de 2012, 15:58  

Has tocado mi debilidad LOS ELEMENTOS VINTAGE me ha encantado, cálida, blanca y madera de diez Silvia

Rocío Olmo 15 de marzo de 2012, 16:07  

Me encanta tu propuesta y la de idea de poner la misma cocina con diferentes toques decorativos, y es que teniendo una buena base, luego se puede hacer de todo sin necesidad de estar cambiando los muebles ni la cocina entera.

Anita C. from WarmDeco 15 de marzo de 2012, 18:40  

No nos lo pones fácil, las dos tienen su aquel....quizá, el término medio, como dicen por ahí...de cualquier modo, ¡muy chula! El mundo de los textiles es una maravilla.....¡benditos telares! Saludos!!

La Almoneda de Gabriela 15 de marzo de 2012, 18:44  

Me quedo con la primera, me parece una monada! Pero me divierte la idea de poder cambiar de colores de vez en cuando, según te sientas, es genial!
Un besito

Kat (Muffins and Roses) 15 de marzo de 2012, 20:15  

Yo más que decidirme entre una y la otra , diría que depende de la casa donde este, del ambiente que tenga, y del carácter de sus propietarios...Me ha encantado tu idea del antes y después,como lo cambian todo los detalles de estilismo..

Un saludo!

tránsito inicial 15 de marzo de 2012, 22:12  

He de reconocer que me siento mas identificada con la primera, sin embargo entiendo lo que dices, tras tiempo entre blancas paredes no hay mejor modo de renovarse que una buena combinación de alegres textiles. Una misma cocina totalmente distinta de cada tanto en tanto.

elena 15 de marzo de 2012, 23:00  

Supongo que todo son épocas. Hay momentos en la vida que necesitamos pulcritud y orden, blanco, y otros en que tenemos que añadirle especias,
muy buen post silvia!

elena
ministryofdeco.blogspot.com

Muebleando otra vez 15 de marzo de 2012, 23:34  

Impresionante el cambio, menuda lección! pero para mi casita me quedo sin duda con la primera.
Un beso ,Cris

gris berenjena 15 de marzo de 2012, 23:39  

yo me veo sentadita en la primera...
en mi casa no hay color...para dar alegría ya estoy yo :D
mart a.
(genial la idea del before-after)

PoeMa Bat Soilik 17 de marzo de 2012, 19:56  

como siempre, me ha encantado tu propuesta!
Conocía esta cocina, publiqué una entrada hace un tiempo en PoeMa Bat SoiliK. La verdad es que me gustan las dos propuestas, y mucho, pero yo también me quedaría con un intermedio.

PMOSQ 18 de marzo de 2012, 11:10  

No sabría que opción escoger, el blanco total me apasiona aunque reconozco que el efecto del color es maravilloso....creo que un termino medio sería el perfecto para mí. Fantástica elección en cualquier caso.
Besos
Patri

desde my ventana 21 de marzo de 2012, 23:01  

Un cambio realmente espectacular. Personalmente me inclino por la blanca, aunque yo le pondría unas cuantas piezas de porcelana en color para hacerla un poco más viva y alegre

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP